fbpx

Ana Lucía Company

SUFRIMIENTO… ¿OPCIONAL?

Hemos escuchado tantas veces que el sufrimiento es opcional que ya nos parece una obviedad y nos alejamos del significado profundo que esa frase tiene y del poder verdadero que podría tener.

Día a día la vida nos presenta pruebas que nos van exigiendo que saquemos lo mejor de nosotros, para demostrar de una forma o de otra que somos capaces de seguir adelante con nuestras limitaciones y que a pesar de éstas nos podemos permitir caminar hacia donde deseamos, sin temor y aceptando lo que somos.

Pero, ¿realmente el sufrimiento es opcional? Cuando hablamos de sufrimiento nos estamos refiriendo a un sentimiento de tristeza o desesperanza que nos va consumiendo y que es provocado regularmente por alguna circunstancia o estímulo que nos recuerda ciertos valores negativos para nosotros. Es decir, siempre que algo nos causa sufrimiento estaremos hablando de una cosa que en nuestra escala de valores, construida por todo lo que hemos vivido, es negativa y nos remite a estados de desasosiego.

Ahora bien, si tenemos consciencia de que hay cosas que efectivamente no nos van a gustar, simplemente porque nos recuerdan cosas negativas, tendremos también consciencia de que el sufrimiento no nos es opcional; siempre habrá cosas que nos provoquen sufrimiento.

Pero si es así, ¿qué podemos hacer frente al sufrimiento? para empezar, no negarlo.

Aceptar que las sensaciones de sufrimiento están ahí. Evitar taparlas con actitudes positivas que en lugar de ayudar a elaborar y desarrollar el sufrimiento hasta que podamos superarlo lo que hacen es meterlo “debajo del tapete”; el problema de hacerlo de esta manera es que todo lo que no se habla, todo lo que no es pensado y se oculta resurge en algún momento en formas no tan agradables y en formas para nada saludables.

Por lo tanto es importante reconocer el sufrimiento para después comenzar a elaborarlo, darle un significado distinto que nos permita crecer e ir dando cuenta de cómo nos va fortaleciendo en la medida en que dejamos de huir de él y comenzamos a vivirlo para darle un sentido específico.

Hoy quiero invitarte a que te permitas sentir este tipo de sentimientos que en algún momento de nuestra historia nos han dicho que no son positivos, ya que se harán positivos el día que los utilices a tu favor.

Recuerda que nuestro medio de comunicación es hola@analuciaco.mx, nos dará mucho gusto conoce tus inquietudes y experiencias.

Fotografía: Thiago Thadeu

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *