fbpx

Ana Lucía Company

¿En dónde estás poniendo tu felicidad?

¿Cómo empezar desde cero?

El día de hoy voy a hablar de un tema que nos involucra a las empresarias, emprendedoras, profesionistas asalariados, a todo individuo: ¿En dónde estás poniendo tu felicidad? 

En el confinamiento las personas se encontraban totalmente decepcionadas porque el Covid-19 vino a arruinar su 2020.

Pensamientos del tipo:  yo creía que en 2020 iba a lograr a hacer esto, teníamos amada esta estrategia, pensaba lanzar mi proyecto, me iba a hacer una gira artística por todo el mundo… 

¿Te das cuenta que estas montando una expectativa de algo que ni siquiera estaba creado? 

Algo que nos une a todos los individuos de este 2020, es que todos tuvimos que hacer un reajuste de velas, tuvimos que cambiar las estrategias que teníamos montadas para nuestros negocios o para nuestras vidas, absolutamente todo cambio. ¿En dónde estabas poniendo tu felicidad que te encuentras tan decepcionada de tenerte que encerrar por cuatro o cinco meses? ¿Qué estabas esperando que sucediera que vino a arruinar  por completo tu existencia? Yo creo que las grandes desilusiones ocurren cuando creemos que otra persona nos debe hacer felices. 

Realmente lo que viene a hacernos este parte aguas de 2020 es justo para observar ¿qué tanta expectativa estamos montando en el otro? 

Desde la infancia montamos conceptos en nuestra mente de cómo debería de funcionar el mundo, desde como deberían ser las relaciones de pareja, sobre la economía, etc. Por ejemplo, hay muchas personas que piensan que el hombre es el que tiene que  tomar la iniciativa, el que tiene que conquistar, el que deba hacer tal cosa, de hecho, hay un gran numero de estudios en el que señalan que el aspecto central de las relaciones no son las características de nuestra pareja, si no la percepción idealizada y las expectativas que tenemos acerca de nuestra relación.

Que cañón no? ¿Cuánta responsabilidad le estamos dando al otro que ni siquiera sabemos si va a poder cumplirla. Estas expectativas funcionan como desencadenantes de conflictos e incluso llevando a las parejas hasta el divorcio. 

Lo mismo ocurre con los negocios, operamos, vimos, iba todo maravilloso y tenemos una expectativa tan consolidada de una idea que creemos que las cosas tienen que pasar así cuando en realidad ha llegado el momento de re adaptarnos. 

Creo fielmente que por eso los emprendedores pudieron reinventarse con mayor agilidad que probablemente una pyme que probablemente tardo mucho más ya que todo estaba muy hecho a su forma. 

 Aprender de los errores es una forma natural de aprendizaje que requiere de una capacidad tan alta para poder romper con viejos paradigmas e incorporar otros nuevos. La emprendedora tiene en su sangre esta capacidad, como una rebeldía interna de hacer las cosas siempre de manera diferente. 

La creatividad es justo esa  capacidad de siempre ver mas allá, por eso es que te hago esta pregunta: ¿En dónde estas poniendo tu felicidad? Si tu felicidad la estas poniendo en que debes tener determinadas características o determinadas habilidades, o que la gente se comporte de tal forma o que tu pareja te apoye o que tu negocio te de, estas partiendo desde un lugar incorrecto. 

Hoy debes de tener 3 características muy importantes si acaso eres emprendedora, eres empresaria o si estas comenzando un nuevo proyecto.

1. Suelta aquella expectativa que tienes arraigada.

Todo eso que te tiene arraigado a que las cosas deben ser de determinada forma va a hacer y va a lograr colapsar en algún momento de tu vida que no te permita crecer, que no te permita expandirte, que no te permita ver mas allá. 

2. Se una persona creativa. 

Se esta persona que tenga el impulso y la perseverancia de si dar el salto a hacer las cosas de manera disruptiva, de manera diferente, de manera rebelde, no importa cuanto tiempo tardes en hacer tu propia receta. 

3. Ten Resiliencia. 

La resiliencia esta muy ligada con la perseverancia porque son características intimas de una emprendedora, de una empresaria, e una persona profesionista. Hay personas que dicen que los grades empresarios por lo menos quebraron una vez, antes de crear sus grandes emprendimientos. No te sientas culpable, no te sientas mal si ahorita el confinamiento te llevo a cerrar, te llevo a perder dinero, te llevo a sentirte frenada, a sentir que ibas un poco mas lento. Tu resiliencia y tu perseverancia es un motor que debe existir en ti. 

No deposites tu felicidad en algo ni siquiera se había creado, reinventate, reinventate a través de esa resiliencia, a través de esa perseverancia, dale la oportunidad a tu ser creativo, a tu ser de expansión que comience a reformular una nueva manera de ver la vida, una nueva manera de hacer negocios. Busca ser esa persona que si necesita tu negocio para que renazca, para que vuelva a florecer. 

Tienes absolutamente todas las armas  dentro de ti para verlo como si hacerlo desde otro enfoque. 

Busca y haz todo lo posible para que donde estés poniendo la felicidad, este en tus manos darle solución en caso de que eso no este pasando. 

Para, detente y observa en dónde estas poniendo tu felicidad, que sean muchas piezas las que sostengan tu felicidad y que aunque pierdas una, no te desmorones, que internamente te sientas tan fuerte que justo esto que estas viviendo te ayude a crear un impulso, a crear fuerza interna, a que te ayude a abandonar tu vieja tu y que te ayude a renacer. 

Entonces yo te pregunto: 

¿En donde estas poniendo tu felicidad?

Nos vemos en el siguiente episodio.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *