fbpx

Ana Lucía Company

SERÁ TU MOMENTO, ¿EMPRENDEDORA?

es tu momento de emprender

El mes anterior hablé de miedo, cómo vencerlo y de qué forma dar pasos con certeza. Como bien pudieron escuchar en mí en vivo, el miedo no se va, pero sí es un impulso para que vayas a la acción.

Para emprender pasa igual, todos los pasos iniciales son difíciles y temerosos, pero el primero podría decir que es el más complicado de todos.

Considero que cada experiencia en temas de emprendimiento es diferente, pero la situación y las preguntas iniciales antes de hacerlo son muy similares para así avanzar. Si te pones a pensar, para una aventura, sueño, nueva ruta creada por ti, nunca de los nuncas es el momento indicado, porque: ¿a qué loca se le ocurre ir a crear una ruta diferente si cuenta con lo necesario para subsistir? Así que partiendo de eso, pues sí, es una locura emprender; pero es un mundo de locos y aventureros, así que si estás parada desde el miedo no habrá salida, pero si estás parada desde las posibilidades del cómo sí hacerlo realidad, puedo decirte que ya tienes parte del camino recorrido.

El no saber, “qué va pasar cuando dé el salto” es estresante, pero en mi creencia el “¿qué hubiera pasado si doy el salto?”, lo es aún más. Hoy quiero traerte una serie de consejos y preguntas que a mí me funcionaron y las cuales me aplicaría ahora para romper con mi incertidumbre. Recuerda que el miedo también se apodera de nosotras cuando hay desconocimiento, y al tener un poco de noción, sabrás cómo auto-ayudarte:

1. Qué es lo peor que puede pasar: y esta es la más cruda pero real, cuando te esperas lo inimaginable a veces funciona para darte cuenta que siempre hay forma de salir.

2.Cómo podría resolver eso peor que pueda pasar: y te recomiendo que pongas 3 caminos de salida, para que tengas más opciones. Recuerdo que yo puse que lo peor es que no funcionara y todos mis ahorros se hayan ido por el sueño que no logré conseguir, pero mis salidas fueron 3, a)vender mi auto, b)acudir a mis maestros de vida para que me contrataran con este nuevo concepto, c)revisar mi modelo de negocio.

3. Recuerda el pasado: cuando no estás conforme con la vida que llevas específicamente hablando de trabajo, tienes que dar este tipo de pasos. Recordarme lo infeliz que era en mi mundo laboral, me hacía atarme a mi sueño y regresar a la pregunta 2 retomando nuevos caminos y nuevas opciones.

4. Fortalece tu círculo: darte cuenta que necesitas gente que te inspire y que ande en ese mismo mood fue uno de mis mayores retos. Los amigos que me rodeaban en ese entonces no eran emprendedores ni entendían mi locura, así que éste es uno de los mejores consejos que puedo darte. Deberás buscar en cada persona motores y ganas de ideas para que te inspiren, recomienden, hagan lluvia de ideas contigo; bajo su experiencia o bajo su locura, pero rodéate de gente que ande en ese mundo. Recuerda que no es moda, es pasión; esa gran idea que te da vueltas en tu cabecita, será realizable por lo que le nutras día a día.

5. Incrementa tus skills: cuando digo que este mundo no es para todos, es por este punto, pues dejar viejos hábitos no es el hobbie de nadie. La tenacidad, disciplina, resiliencia, manejo emocional, fortaleza mental, incremento de valor, constancia, creatividad, innovación deberás incrementarlas o mejorarlas; esas serán tu fuente de energía y nadie vendrá a hacerlo por ti.

6. No te satanices: y esto es para los que se dan cuenta que ya no hay ni por donde, pero la realidad es que no pasa nada si las cosas no se dieron, la gran realidad es que ya ganaste mucho al intentarlo, pues no te irás a la vejez pensando, “qué hubiera pasado”. Recuerda que el mundo godin, corporativo y del cual la mayoría venimos, siempre, absolutamente SIEMPRE va a estar ahí, no se va; pero tus ganas y momento para hacerlo realidad, puede que sí. ¿Tal vez necesites volver al punto 2?

Ser emprendedor exige de ti el máximo y un poco más. Si tienes dudas evalúa pros y contras, pide puntos de vista, maneja el mayor número de escenarios, revisa tu modelo de negocio las veces que sean necesarias, acude a expertos, tabula, gráfica… Pero si ya tienes todo y lo único que te está frenando es miedo: aviéntate y sé un loco.

Ser emprendedora es la decisión más difícil que he tomado en mi vida, pero también de la que me he sentido más orgullosa de mi misma.

Recuerda que aquí estoy para apoyarte en el camino, puedes escribirme a hola@analuciaco.mx todas tus dudas, temores, ansiedades, logros, experiencias…

no estás sola.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *